sábado, 13 de enero de 2007

La semana de "rebeldes con causa".



Esta semana se la queremos dedicar a un especial sobre películas de adolescentes desarraigados, rebeldes e incomprendidos, que buscan su lugar en el mundo y dar el salto de la adolescencia a la madurez, a la que hemos querido llamar “Rebeldes con causa” en homenaje al reconocido film de Nicholas Ray de 1955 "Rebelde sin Causa". Empezamos con este articulo en el cual os hablaremos de este “subgénero”, en el que nos centraremos en especial en los diferentes tipos y estilos de películas sobre la compleja y problemática adolescencia, películas significativas protagonizadas por adolescentes, más que en películas ligeras con adolescentes y para adolescentes.

Como siempre desde nuestro punto de vista de aficionados, y no como un estudio cinematográfico (ni menos aún psicológico), queremos comentar y recomendar algunas películas que resultan ser un retrato sociológico y psicológico de sus protagonistas, con personajes muy ricos en matices, y un estilo muy poético (incluso romántico). Jóvenes desorientados, introvertidos, melancólicos, perdedores... que tienen una dualidad existencial, pero no solo deben enfrentarse a estos problemas, sino también de estudios, comportamiento, amorosos, amistosos, familiares...
En definitiva, jóvenes confundidos, muy vulnerables y angustiados destinados a sufrir las profundas contradicciones que conllevan el crecer y madurar, el encontrarse a si mismos y soportar la presión a la que son sometidos socialmente.



Las películas con adolescentes son dirigidas y escritas por adultos, que por medio de estas, ya sea con resentimiento o nostalgia, nos remiten en muchas ocasiones a sus propias experiencias y pasados. Según hayan sido estas, o a que tipo público este destinada la película, o que intención se tengan con ellas, nos mostrarán la adolescencia como un periodo de tiempo mítico y soñado, o como un autentico infierno.

La adolescencia en el primer caso sera presentada con mucha nostalgia, idealismo, ternura y “magia”, un tiempo para enamorarse, encontrar la amistad, y sobrellevar los obstáculos mientras se da el salto a la madurez. Películas de superación personal, de sueños cumplidos, en los que el esfuerzo hace sobreponerse a las dificultades.

Ejemplos claros de este tipo historias los podemos encontrar en películas como las recientes "Sunny" de Kang Hyung-Chul o la cinta taiwanesa de hace unos años "Winds of September" de Tom Shu-Yu Lin. En ambas, con muchas nostalgia y compaginando hechos reales, se nos narra con candidez la vida de diversos adolescentes rebeldes que irán creciendo y madurando a lo largo del film.
"You´re the apple of my eye" del cineasta y escritor Giddens Ko y la cinta de animación “The Girl Who Leapt Through Time” del director Mamoru Hosoda, son también un buen ejemplo de este estilo.

En el otro modelo diferente nos mostrarán la adolescencia con una actitud más existencial, pesimista, dura, compleja y perversa. Sus protagonistas suelen ser normalmente personajes más complejos de lo habitual, incluso sombríos en casos más extremos, deshumanizados, (auto)destructivos y torturados, sin atisbo de esperanza y que lo único que quieren es evadirse del mundo real, sea como sea, usando la violencia, el sexo, las drogas, o simplemente su imaginación.

Películas como las surcoreanas "Bleak Night" o la mitica "Chingoo" y la japonesa "Blue Spring", son un claro ejemplo de como la violencia y las complejidades de la amistad pueden llevar a la destrucción a una persona.
"Himizu" de Sion Sono, "All About Lily Chou-Chou" de Shunji Iwai, la surcoreana "Boys of Tomorrow" y la cinta de animación "Colorful", aunque algo mas esperanzadoras que estas (en cuanto al futuro de nuestro protagonista), tambien son algunos ejemplos de películas con jovenes autodestructivos.


La adolescencia en un periodo educativo, de crecimiento y aprendizaje, un periodo donde los entornos sociales son muy importantes, donde la familia, las amistades, el “profesor” de turno y la sociedad engeneral, son fundamentales para el desarrollo personal, y quienes ayudarán al joven encontrar el verdadero sentido de la existencia.
Es así como se descubre que el mundo no es de color rosa, sino que es un mundo muy complejo lleno de grises (y negros) que según se conduzca, por medio de decisiones, errores, aciertos, egoísmos y curiosidad, nos llevará a la edad adulta de una manera mejor o peor.

Así pues muchas otras películas nos muestran como un mentor, ya sea un profesor, un familiar, incluso un psiquiatra, o simplemente un amigo, son el hilo conductor de la historia o el detonante del cambio del joven protagonistas.

Hiroshi Abe y Kim Yoon-seok son los profesores que intentan encaminar a sus jóvenes alumnos interpretados por Kanata Hongo y Yoo Ah-in, en "Blue Bird" y "Punch" respectivamente. En la japonesa se relata una historia de acoso escolar y suicidio, mientras que en la coreana se presenta la historia de un joven violento sin futuro y familia disfuncional.
En la película de Li Yu "Buddha Mountain", la figura del mentor que hará cambiar las vidas de los jóvenes desorientados protagonistas (en especial del personaje interpretado por Fan Bingbing) es la casera del piso en que residen, una excentrica ex-cantante de opera interpretada por la veterana actriz Sylvia Chang.


También tenemos películas que no profundizar en especial en el tema, sino mas bien buscan la pura diversión, desde la comedia gamberra a las historia de pandilleros, como las surcoreanas "Sex in Zero", la saga "Young and Dangerous", la taiwanesa "Monga" o el duo de películas de Takashi Miike "Crows", a las que se les puede sacar su mensaje, tanto en el retrato de los adolescentes desarraigados, como la amistad y la camaradería juvenil.

Y hasta aquí este articulo introductorio de esta semana especial sobre “jóvenes rebeldes” en la que a lo largo de este semana, iremos reseñando diversas películas de diferentes nacionalidades que además muestran la disparidad de estilos a la hora de tratar la adolescencia en el cine. Desde películas más ligeras, “mágicas” y positivas, a otras más complejas, duras y negativas, en las que los jóvenes se enfrentan a sus problemas existenciales y la sociedad.
Esperamos que os guste.



Panic in High School



Empezamos nuestras reseñas de esta semana especial de "jóvenes rebeldes", sobre adolescentes desarraigados que buscan su lugar en el mundo, con un clásico como "Panic in High School" un film de 1978 que resulta ser un remake de un corto del mismo nombre y del mismo director, Sogo (ahora Gakuryu) Ishii, director de películas como "Electric Dragon 80000V", que fue todo un éxito en su país y ha acabado convirtiéndose en una película de culto imprescindible.

Tras el suicidio de un estudiante antes de los exámenes de ingreso a la universidad, el director del instituto pretende pasar pagina rápidamente y no darle mas importanciam a pesar de que algunos alumnos se opongan y culpen de lo sucedido al profesor de matemáticas y la presión que ejerce sobre los estudiantes.
Uno de los estudiantes, Jono, frustrado y hastiado, roba un rifle de una tienda y regresa a la escuela para matar al profesor.
Cuando se dispone a huir aparece la policía, por lo que se esconde en el instituto, tomando a algunos compañeros como rehenes. Esto conlleva a un enfrentamiento lleno de furia y agresividad con la policía, los demás profesores, los alumnos, e incluso sus padres.


El director Yukihiro Sawada co-dirigió (impuesto por la Nikkatsu) con el joven Ishii, de tan solo 20 años, esta película contra la actitud sociedad nipona, con la atmósfera calurosa y agobiante de las clases verano, una estética y espíritu muy undergroung y rebelde, que hemos podido volver a ver en trabajos posteriores del joven director.

"Panic in High School" presenta una mirada realista y muy crítica sobre el sistema educativo japones, sobre sus deficiencias y los efectos que estos provocan, no solo al propio sistema y a la sociedad, sino también a los alumnos. Un sistema supercompetitivo en el que solo importan las notas para poder entrar en las mejores universidades de prestigio como primer paso para conseguir un buen trabajo, lo que provoca depresiones, infelicidad y violencia en estos jóvenes estudiantes.
Nos muestra una realidad por desgracia aún en vigor (y no solo en Japón), en la que los jóvenes se sienten angustiados y presionados por los estudios, temerosos de que si no ingresan en una buena universidad no tengan futuro o se les presente uno muy sombrío.

En la película todo ello se traduce una atmósfera que lleva la tensión al límite, de una violencia que va más allá de la física, en la que el joven protagonista no aguanta más la presión e indiferencia de los profesores y estudiantes tras el suicidio de un compañero, y con escopeta en mano decide ponerle fin a todo ello.
En la realidad esta violencia es menos habitual (en Japón), pero no así los suicidios; la frustración de estos jóvenes mas violentos, torturados y disfuncionales se traduce en efectos como el acoso escolar.

Ishii sin embargo no se queda solo ahí, y se las apaña para introducir una crítica mucho más global, en que la policía, dispuesta a cualquier cosa, la política, con la aparición de un grupúsculo ultranacionalista que no tarda mucho en usar esa misma violencia contra los que se oponen, e incluso la familia, que a ratos parece más preocupada por las repercusiones sociales del suceso, que por la vida de su alienado hijo.



"Panic in High School" es una película intensa con una dirección enérgica, furiosa y llena de fuerza, por mostrar un tema tan controvertido de una forma tan intensa, y por estar interpretada por unos jóvenes actores sin experiencia pero muy naturales y viscerales. Shigeru Yamamoto y Atsuko Asano presentan unas interpretaciones soberbias, muy físicas, llenas de rabia, silencios y miradas cómplices.

Puntuación 8/10

Friends Never Die (My True Friend)


Para nuestra siguiente película de este especial sobre jóvenes rebeldes, nos trasladamos a la Tailandia actual con "Friends Never Die" (o "My True Friend") y Mario Maurer, una entretenida película sobre adolescentes inadaptados que comparten una rebeldía elevada a consecuencias peligrosas basada en la amistad y las peleas.

Song es un adolescente callado e introvertido de Bangkok que por problemas familiares se traslada a vivir con su hermana en Chiangmai, al norte del país. Él no suele tener amigos y siempre se siente intimidado por los demás, hasta que conoce a Gun, el líder de una banda de pandilleros juveniles de su mismo instituto, y se une a él y a su grupo, los "Sperm".
A partir de ahora Song ya nunca estará solo, y aunque no haga otra cosa que meterse en líos y peleas, nunca le faltara ayuda ni amistad.




Atsajun Sattakovit es el encargado de dirigir esta ligera película sobre jóvenes perdidos que encuentran en la camaradería, en las bandas y en la violencia, la única salida a sus frustraciones y problemas personales.
Al estilo de películas sobretodo como "Crows" de Miike (película con la que comparte más de una semejanza y escena calcada), nuestros protagonistas encuentran la amistad formando parte de una banda, así como el afecto que les falta en casa y la rivalidad sana. Pelean por diversión, por ver quien es el mejor y más fuerte, eso si con un código ético de respeto por el rival, sin nada de armas y con la camaradería ante todo.

A pesar de tratarse de un producto comercial la pelicula tiene cierto fondo, se tocan temas como la diferencia de clases, las drogas, el abandono familiar, la falta de afecto... aunque sin demasiada profundidad, sin que sirva realmente como critica ni como reflejo social de la juventud tailandesa actual. Esta no es la intención de la película ya que es una película para "fans", pero si que sirve sobretodo para darle más entereza y personalidad propia a los personajes.
Lo que se introduce y demasiado, son elementos románticos, con lo que se pierde un poco ese aspecto de película "de camaradería", pero quizás refleje mejor el propio caracter adolescente.


A diferencia de las otras películas que vamos a comentar (y hemos comentado) en este especial de "rebeldes sin causa", este puede ser el aporte más flojo. Tiene menos mensaje social, cultural y político, y es más bien un film de pandilleros al servicio y para puro lucimiento de su estrella juvenil protagonista, Mario Maurer, que como siempre esta correcto en su papel, presentando el suficiente carisma para solventarlo y enamorar a sus fans.

Maurer es uno de los mayores idols de Tailandia, el joven actor y modelo que dió su salto definitivo a la fama (nacional e internacional) con la adorable y divertida película romántica juvenil "A Little Thing Called Love". En este tiempo no solo ha seguido dominando la cartelera tailandesa, sino que ha dado el salto internacional con "Love on That Day", una comedia romántica china estrenada el pasado mes de Febrero, y otra en Filipinas llamada "Suddenly It's Magic" aún por estrenar.

Le acompaña en esta ocasión otro joven artista, el actor y cantante Natcha Jantapan (también conocido como Mouse del grupo Blood of Youth), que a pesar de intentar quitarle el protagonismo a Maurer tiene las de perder; el chico dulce y bueno no puede vencer a la hora de encandilar a sus fans, luchando contra el chico rebelde y rudo, pero con corazón y traumas del pasado.


"Friends Never Die", es una entretenida película que alegrará la vista a más de uno y una, y aunque no profundice lo suficiente en los temas sociales que si toca de fondo, si que consigue que pasemos un buen rato y nos enamoremos de sus protagonistas mientras les vemos buscar pelea.

Puntuación 5/10

El espiritu de Bruce Lee (Once Upon a Time in High School)

AVISO: Ha sido imposible comentar esta película en toda la profundidad que queríamos darle sin comentar algunas escenas de la parte final de la película. Si no la habéis visto y no os la queréis chafar, no leáis los párrafos entre el cuarto y el quinto grupo de fotos.


Ambientada en 1978, "El espíritu de Bruce Lee" (Once Upon a Time in High School) ofrece una mirada fascinante y cruda al violento y dictatorial sistema educativo surcoreano, así como un retrato de una juventud atrapada entre presiones familiares y sociales.

Nos encontramos en 1978. La violencia ocupa un lugar de primer orden en los institutos de Corea del Sur. Cuando no son los profesores, son los propios alumnos quienes abusan de los mas débiles. A este panorama Hyun-Soo, un tímido estudiante que acaba de trasladarse a la ciudad, deberá enfrentarse.



El director de "El espiritu de Bruce Lee" es ni mas ni menos que Yoo Ha, director reconocido ante todo por su film estilizado y violento "A Dirty Carnival", y que compagina su autentica vocación, la poesía, con la de director de cine (no podía ser de otra manera, debutó en la dirección adaptando su poema mas famoso, "We Must Go to Apgujeong-dong on Windy Days" en 1993).
Yoo Ha, que recientemente ha estrenado "Howling" con Song Kang-ho como protagonista, dirigió esta película en el 2004 y basándose en sus propias experiencias, así como las de sus compañeros y amigos, para contarnos esta dura historia sobre un joven atormentado que vive en medio de la dictadura militar surcoreana, y como muchos jóvenes de la época estaba obsesionado con Bruce Lee.

No estamos ante una película de acción sino ante un drama juvenil, aunque la figura del icono de las artes marciales es muy importante en la historia, no solo por ser una figura de leyenda y evasión para los jóvenes de la época, sino por lo que representaba y enseñaba con el arte marcial y la filosofía de vida del Jeet Kune Do, que ayuda a nuestro protagonistas a encontrar un camino en su miserable vida.


"El espíritu de Bruce Lee" no es solo una película de institutos y de adolescentes atormentados, sino un reflejo de la sociedad surcoreana en la época de la dictadura militar. El instituto es solo un escenario para mostrarnos los tiempos de opresión, de violencia y revuelta social de un país que vivía sin libertades y bajo la tiranía.
No solo hay falta de libertades y sojuzgo, sino segregación y privilegios de clases sociales.

Por si no fuera compleja la adolescencia, nuestro protagonista debe sobrevivir a la violencia institucional de los maestros, el personal del ejército y la de otros estudiantes de cursos superiores. A pesar de que trata de mantenerse fuera de problemas y de la violencia, no hay manera de escaparse, toda ella le rodea y acabara devorándole.



Los elementos románticos de la película, aunque le den a la película un ritmo algo mas lento y sensiblero, son necesarios para el desarrollo del personaje principal (y por tanto la película) y en su mayoría se apartan del melodrama.
El protagonista harto de su vida, del acoso que sufre en el instituto (y en casa), del amor no correspondido y de la fragilidad de las amistades, estalla hacia el final de la película dando de si la escena mas impactante de la película así como la frase que lo resume todo, "A la mierda todas las escuelas en Corea".

Toda la película muestra una violencia horrorizante, muy salvaje y realista, tanto física como psicológica. La escena final no es una excepción, una violenta pelea en la azotea del instituto, muy cruda, brutal y gráfica, y es donde nuestro protagonista explota y con furia se enfrenta a su futuro.
Con esta escena y el cambio de la fascinación de los jóvenes surcoreanos por Bruce Lee para pasar a ver películas de Jackie Chan, es la manera de no solo superar una etapa y liberarse del pasado, sino de mostrarnos con cierta esperanza un mundo llenos de los cambios sociales, políticos y personales.


El trío protagonista de esta película interpretan con gran carisma, solvencia y fuerza sus personajes.
Kwon Sang-woo ("More Than Blue"), que en el momento de intervenir en esta película disfrutaba del megaéxito que le proporcionó la serie de televisión "Stairway to Heaven", interpreta al personaje protagonista, el tímido y atormentado Hyun-Soo, papel que siempre suele interpretar a la perfección.
Lee Jeong-jin (el protagonista de lo próximo de Kim Ki Duk, “Pieta”) es el “malote” de la película, un niño rico privilegiado que intenta superar sus propias frustraciones personales abusando de los demás, que no es capaz de conservar las amistades, ni siquiera la del siempre dispuesto Hyun-Soo.
Por ultimo Han Ga-in quien ahora vuelve a disfrutar de un gran reconocimiento gracias a sus últimos trabajos, tanto en el kdrama "The Sun and the Moon" como en la exitosa "Architecture 101", es la chica de la película por la que ambos disputan el amor, y que tiene sus propias dudas y problemas, como la presion que sufre por los estudios. Presión que sufren todos los personajes de alguna manera u otra, que no solo se traduce en el film con violencia sino también, aunque en menor medida, con depresión e intentos de suicidio.



Que no os engañe la portada y el titulo de la película, como hemos comentado, "El espíritu de Bruce Lee", no es un film de acción, sino un drama social surcoreano muy crítico, duro y violento, sobre una juventud perdida que lucha por buscar su lugar en el mundo, una gran película ambientada en otra epoca pero con una mirada y mensaje muy en vigor en nuestros dias.

Puntuación 7/10

Starry Starry Night


La rebeldía juvenil, la inconformidad y la alineación adolescente, no siempre se representa y se traduce en el cine con violencia, sino también con otro tipo de películas más sensibles y emotivas. Este es le caso de "Starry Starry Night", nuestra siguiente película para este especial "rebeldes con causa", un hermosa e imaginativa película sobre escapismo juvenil a través de la fantasía e imaginación, que alterna lo sombrío de la realidad con lo adorable del mundo interior que crea la pareja protagonista, y que se sale de los cánones de las demás películas que ya hemos comentado en este pequeño ciclo.



Basada en el cuento ilustrado del autor taiwanés Jimmy Liao (sorprendentemente editado en nuestro país, junto a otras obras del autor, con el titulo de "La noche estrellada") y dirigida por Tom Lin Shu-yu (Winds of September), esta cinta nos trasporta a la vida y mente de una niña de 13 años llamada Mei, explorando su mundo y como hace frente a sus problemas familiares. Una joven muy sensible, amante del arte y los puzzles, que anhela tiempos anteriores y mejores en los que sus padres eran felices y podía pasar tiempo con su abuelo.

Gracias a la amistad del joven Jay, otro niño estóico recientemente trasladado a su escuela, que sufre además de problemas en casa el acoso de un grupo de estudiantes, y que resulta ser un talentoso artista, su viaje y paso de la niñez a la madurez aunque duro, será mas agradable. Mei lidiara con la desintegración de su mundo, de su familia, la pérdida de la inocencia y las dificultades del crecimiento, creando un mundo paralelo feliz a través de la imaginación.

Los jóvenes actores Xu Jiao (la niña de CJ7) y Eric Lin son los protagonistas de este film, mostrándonos una esplendida actuación así como una gran química. Interpretan personajes profundamente dañados y tocados, pero inocentes, siendo capaces de mostrarnos las complicadas y conflictivas emociones a los que se enfrentan con brillantez, llenando a sus personajes de matices.



El prometedor cineasta Tom Lin nos trae una película visualmente impresionante, que traslada al celuloide el imaginario de las ilustraciones originales del cuento, transformando cada plano en una pequeña obra de orfebrería visual. El director le debe y mucho a la fotografía de Jake Pollock, una estrella en ascenso en el cine asiático que al igual que Christopher Doyle se ha trasladado a Asia para iniciar su carrera y ya ha demostrado su valía en películas como "Monga" y "Wu Xia".

Sus imágenes son capaces de intercalar coloridos y bellos escenarios, con otros de autentica pesadilla, y adaptarse siempre a la perfección con lo narrado en la película. Elementos más que suficientes para ver y disfrutar de esta película que mezcla realidad y ficción, aunque nunca confundiéndolas.



Con una premisa reflexiva, una maravillosa dirección artística y un joven reparto talentoso, "Starry Starry Night" combina lo artístico con el entretenimiento, dando una entrañable, profunda y cautivadora película al servicio del desarrollo de los personajes.

Puntuación 8/10

Bohsia – Jangan Pilih Jalan Hitam


"Bohsia – Jangan Pilih Jalan Hitam" no es la respuesta malaya a la saga hollywoodiense "Fast and Furious" (o mejor dicho, "Torque"), aunque a priori pueda parecerlo, y es que esta cinta del joven y exitoso actor y director Syamsul Yusof (KL Gangster) es más un drama social sobre un grupo de adolescentes pandilleros atrapados en numerosos problemas sociales que otra película sobre carreras de motos ilegales.

La película gira en especial en torno a dos adolescentes, Amy (Salina Saibi) y Tasha (Nabila Huda) que se involucran en el mundo de las carreras ilegales ya que sus novios compiten en ellas. Dos jovenes que son victimas de su vida en los bajos fondos y la sociedad corrupta; Amy es maltratada y violada por su padre, mientras que Tasha esta metida en drogas.
Ambas actrices estan excepcionales en sus papeles de mujeres atormentadas, es increible con que valentia y fuerza interpretan a estas mujeres que a pesar de su valor sucumben ante los "poderosos" hombres y una sociedad podrida.

El director se reserva tambien un papel protagonista, el de un joven motero llamado Muz, un buscaproblemas falso y mezquino, que no hace mucho caso a su novia Tasha (a la que de hecho, se quiere sacar de encima) y sueña con cambiar su vida intentando ligar con una joven rica.



Syamsul Yusof, que proviene de una familia de cineastas de gran exito y renombre en Malasia, esta vez deja de lado la pura acción de su primer film, que fue un revienta taquillas del país, "Evolusi: KL Drift" (que tuvo su secuela en el 2010) aunque sin olvidarse de ella como en las numerosas escenas de persecución, para adentrarse en la controversia, en una película más profunda y con mensaje.
La escenas de acción, las carreras y peleas que cuenta la película esta bien realizadas, en especial las acrobacias que realizan los moteros, son muy eficaces y por si fuera poco estan acompañadas con una banda sonora de puro reaggeton.

La película tiene un mensaje algo ambiguo y dudoso, que no comparto, parece que culpe a las mujeres de todo lo que les pasa, por meterse en este mundo de delincuencia. Tras las horrendas y dolorosas fatalidades que sufren en sus vidas estas jovenes, vayan donde vayan, por el mal o buen camino, acabarán malviviendo, y esto no es culpa de ellas sino de la sociedad y los hombres que la dominan.


"Bohsia – Jangan Pilih Jalan Hitam" fue todo un exito en su pais, a pesar de ser calificada para mayores de 18 años por su contenido explícito de sexo, drogas y palabras malsonantes, hasta tal punto que este año ha contado con una secuela en la que los actores han vuelto a interpretar a los personajes.
Pero a pesar de su exito, de ser una película mas que correcta en actuaciones, historia y tecnicamente (dentro de la cinematografia que se mueve, la malaya), por ese mensaje que transmite la película no llega al aprobado.

Puntuación: 4/10

Blue Spring



Si quieres ser el rey, el lider en el instituto, tienes que dar más palmadas que nadie en la competición. Agarrado a la barandilla del tejado, con apenas la puntera de las zapatillas y tus manos separándote del vacio, tienes que ir sumando palmadas (primero una, luego dos, luego tres...). Si te caes, mueres y pierdes, claro, pero si te cagas y lo dejas, te llevas una paliza. Al fin y al cabo solo puede haber un rey, y las probabilidades de que seas tu, son prácticamente nulas.

Este es el sistema jerárquico que utilizan los adolescentes protagonistas de "Blue Spring", en el instituto donde tiene lugar la película de Toshiaki Toyoda, basada en el manga de Taiyo Matsumoto. Estudiantes que dominan el lugar como si fuera su mundo, donde los profesores solo son una pandilla de mosquitos que parlotean en las clases, un mal con el que les toca convivir pero cuya influencia es inexistente.

Este es un retrato de una adolescencia vacía y sin esperanzas de futuro, ni de la misma vida: sus protagonistas son jovenes alienados, cuyos sueños estan rotos si alguna vez existieron. Pero en realidad, como Toyoda implica, no es solo así en esa época vital, sino que simplemente así es la vida que les espera, y ellos lo saben.



A pesar de tratarse una película bastante coral en la que seguimos el camino torcido de varios estudiantes, el protagonista principal es Kujo, que al principio de la película da más palmadas que nadie, con lo que se convierte en el que manda, a pesar de hacerlo simplemente porque puede hacerlo. A Kujo no le importa nada ni el poder ni el futuro, y se pasa el dia mirando hacia afuera desde la azotea. Su mano derecha y amigo de la infancia es Aoki, quien se toma la vida como pandillero de instituto muy en serio, reclutandoa los nuevos, y organizando peleas y enfrentamientos que a Kujo le dan igual. Y luego estan Yukio, que si parece más preocupado por su futuro y que aunque parece un tio sereno esta al borde del desquicie, y Kimura, que desde que dejó el equipo de beisbol piensa que su mejor época ya pasó y que el instituto no tiene nada que ofrecerle.

La pelicula esta llena de momentos, acciones, imágenes y diálogos repletos de simbolismo y metáfora, como la relación de Kujo, Yukio y Kimura con uno de los profesores, el enano que lleva un pequeño jardín, y el único al que parecen respetar. Este les anima a plantar una flor en uno de los maceteros, y les dice que si lo riegan cada día, crecerá. "Saldrán flores negras" dice Kimura."¿Hay flores destinadas a no crecer?", le pregunta Kujo. Tampoco es casualidad que no aparezca ni una escena, ni una mención, a la vida familiar de los estudiantes. Así es la adolescencia en la película, la primavera a la que hace referencia el título: triste, sin alma.



El reparto tiene gran importancia en que la película llegue a tocar al espectador como lo hace, y es que las interpretaciones de Ryuhei Matsuda (de 18 años por entonces, después de haber debutado 3 años antes con "Gohatto" de Oshima) como Kujo, Hirofumi Arai como Aoki, Sousuke Takaoka como Yukio, y Yusuke Ochiba como Kimura, son simplemente de otro planeta. Como la misma película, estan llenas de fuerza, intensidad, y emoción, trasladando perfectamente los sentimientos y personalidades de sus personajes sin necesidad de grandes monólogos.

La banda sonora tiene un papel crucial en la película. Plagada de canciones del trístemente desaparecido grupo de punk-rock Thee Michelle Gun Elephant en su momento de pleno apogeo, además de algunas del power trio Blondie Plastic Wagon, complementa perfectamente tanto a las imágenes como al estado de ánimo de los protagonistas, con sus riffs secos e intensos.
Esas escenas a cámara lenta con "Akage no Kelly" después de la primera competición en el tejado, o ese momento de cruce de cables de Yukio ganan fuerza con la música de T.M.G.E. atronando de fondo.



El retrato de esa parte de la sociedad más desencantada, que ya había comenzado en su film de debut "Pornostar", la seguiría Toshiaki Toyoda en la que se considera la continuación "espiritual" de "Blue Spring", "Nine Souls", en el que toca temas muy similares desde el punto de vista personajes adultos.

Sin duda uno de los films más intensos y especiales del cine japonés de lo que llevamos de siglo, que diez años después de su estreno sigue manteniendo la fuerza de su grito.

Puntuación 10/10

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - http://elpozodesadako.blogspot.com/ Add to Technorati Favorites Blogs http://www.wikio.es EspaInfo: buscador de España