lunes, 3 de junio de 2013

Lesson of the evil.

En los últimos tiempos una parte del público de siempre de Takashi Miike, los fans de su lado más salvaje, estaban un tanto de capa caída. El director ha comenzado a alternar producciones muy ligeras, destinadas a un público adolescente o directamente infantil, con esos dos magníficos films de samurais, más serios y, aunque con su toque, muy alejados de las bizarradas a los que nos tuvo acostumbrados en sus años mozos.
Todo eso parece que se borra de un plumazo con sus films más recientes, “Shield of Straw”, recién pasada por Cannes, y la estrenada a finales del año pasado “Lesson of the evil”, en la que aporta a su imaginario particular a un profesor psicópata al que hay que añadir desde ya a la lista de personajes memorables del director.

Seiji Hasumi es el profesor de inglés de un instituto. Su relación con sus estudiantes es excelente, y estos confían en él hasta el punto de pedirle ayuda también en sus problemas personales. Además es respetado por el resto de profesores, por casi todos, y es que uno de ellos comienza a sospechar que tanta bondad no puede ser real. Tiene razón: Hasumi tiene un lado oscuro, y detrás de esa fachada impecable se esconde la maldad personificada. 
   
Diría que desde “Audition”, probablemente la película con la que guarda más semejanzas de la filmografía de Takashi Miike, el director no se acercaba a terrenos de pura maldad de esta manera. Esta es la historia de un psicópata asesino que, con toda la premeditación y alevosía del mundo, esconde su verdadera identidad detrás de una fachada de bondad y armonía. A diferencia de su film del 1999, esta vez vemos la historia desde los dos lados a partes casi iguales: seguimos al profesor en su día a día, tanto en la escuela donde es tan buen maestro que ni se enfada con sus estudiantes más rebeldes, como fuera del trabajo, donde sus maquiavélicos planes están constantemente en marcha; pero también vemos el otro lado, el de quienes sospechan que detrás de tanta bondad no puede ser real.

Como si fuera un crimen perfecto, “Lesson of evil” se toma su tiempo en preparar la situación. Se asegura de mostrarnos todos los detalles con muchísimo cuidado y desarrollar a los personajes totalmente, antes del clímax que hará aullar a los seguidores del director de Osaka. La película adapta una novela que por desgracia no está disponible ni siquiera en inglés, por lo que nos quedamos con la duda de como es el material original, pero de lo que no nos queda ninguna duda es de la maravilla a nivel de guión y sobretodo de dirección. 

Curiosamente desde “Sukiyaki Western Django” Miike no había guionizado ninguna de sus películas, y viendo el resultado, debería hacerlo más. El guión es magnífico, todo está por una razón, y al final de la película todas las pieza encajarán en su sitio, aconsejo no perder detalle de todo lo que pasa en pantalla. En ese sentido en el segundo visionado gana aún más puntos, ya que conociendo el desarrollo del film podemos terminar de encajar todas las piezas e incluso reconocer algunos nuevos detalles.

Será un film de género, casi un slasher en toda regla, pero desde luego no es un trabajo hecho de cualquier manera, basta ver como encaja esas referencias a “M” de Fritz Lang, como el continuo silbido de “Mack the knife” de Brecht y Weill (aunque el personaje de Lorre silbaba otra melodía), o las referencias a la mitología escandinava, con esos cuervos a los que vemos retornar una y otra vez en busca de Hasumin. 

Es muy destacable la elección del actor protagonista. No es la primera vez que Hideaki Ito trabaja a las ordenes de Miike, ya se convirtió en su Django particular, pero es como decía destacable que le haya vuelto a seleccionar: Ito, el heroico protagonista de la saga “Umizaru”, convertía a la cuarta entrega de la saga de los rescatadores marinos en la película más vista del 2012. Vamos, que el verano pasado millones de japoneses veían a Hideaki Ito dejarse casi el pellejo en la gran pantalla por salvar a los pasajeros de un avión accidentado. Miike toma esa imagen de héroe y la utiliza para la fachada del personaje, incluso hace pasearse al personaje desnudo, una de las marcas de “Umizaru”, en las que nunca falta una escena de ducha en la que enseñar el culo. Pero luego el director le da la vuelta, y el héroe se convierte en todo lo contrario.

En cuanto al reparto de los adolescentes, destacar a los actores cuyos personajes tienen un mayor desarrollo e influencia en la historia, nombres ya asentados como la pareja de “Himizu”, Shota Sometani y Fumi Nikaido, Kento Hayashi (Arakawa under the bridge) o Koudai Asaka (The Kirishima thing). Del resto de reparto adulto destacar por supuesto a Mitsuku Fukikoshi (Cold fish) como el no muy agradable profesor de ciencias que sospecha de Hasumin, además del casi cameo de Takayuki Yamada (Crows) como el profesor de educación física.

Las dos horas y diez de metraje no se hacen en absoluto pesadas, el ritmo se va acelerando poco a poco hasta el sprint final, esos tres cuartos de hora en los que la violencia definitivamente toma la pantalla.

8´5 de 10

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - http://elpozodesadako.blogspot.com/ Add to Technorati Favorites Blogs http://www.wikio.es EspaInfo: buscador de España