lunes, 11 de febrero de 2013

Ghost Sweepers (Fortune Tellers)

Shin Jung-won (Sisily 2km, Chaw) es un director que se caracteriza por intentar (y conseguir) inyectar un poco de originalidad dentro de la comedia; sus películas, siempre con un toque terrorifico y sobrenatural, son alocadas, excéntricas y excesivas comedias ambientadas en escenarios rurales.
Si en su primera película teniamos a un fantasma virgen acosando al personaje de Lim Chang-jung, y en su segundo film teniamos a Uhm Tae-woong cazando a un jabalí gigante, esta vez tenemos a un grupo de chamanes, videntes y expertos en fenómenos paranormales encabezados por el maestro de artes taoístas interpretado por un pasadísimo de vueltas Kim Soo-ro, decididos a acabar con la maldición de un pueblo.
 
Chan-young, una joven periodista, es enviada a cubrir una historia en que los chamanes más poderosos del país se reúnen para un gran exorcismo en un pequeño pueblo famoso por los rumores sobre estar poseido por un espíritu maligno.
Nada más llegar al lugar este espíritu maligno hace acto de presencia y muestra su gran poder atacándolos. La mayoría de los chamanes corren y huyen por sus vidas, y sólo cinco de ellos permanecerán junto a la periodista, formando un variopinto grupo que se quedará para descubrir y explorar los oscuros secretos que esconden la aldea y sus habitantes.


"Ghost Sweepers (Fortune Tellers)" es enérgica y tiene un ritmo endiablado, es una divertidísima y entretenida película que mezcla la acción y la aventura, con lo fantástico y el humor. La película muestra un perfecto y sólido equilibrio entre lo "terrorifico" y el humor, porque además de centrarse en mostrar gag tras gag hilarante no descuida los elementos sobrenaturales, y nos presenta escenas inquietantes y siniestras, muy logradas gracias a la atmosfera y algunos sustos fáciles.

Aunque la trama en sí puede parecer bastante sencilla, y que estamos ante personajes arquetípicos y simples, pronto surgen subtramas, así como conexiones del pasado entre los personajes, que le dan profundidad a la trama principal y a sus personajes. No es un film transcendental o ambicioso, sino un film fresco y divertido, que sabe sacar el máximo partido de la historia y de las diversas relaciones y vínculos de los personajes, y a la quimica entre los actores.

La verdadera fuerza de esta película esta sin duda el guión, un guión lleno de creatividad, diálogos ingeniosos, gags físicos delirantes, y personajes excéntricos.
Eso es lo que le da un toque imprevisibilidad a la película, pero en conjunto la película funciona, siendo posiblemente la película más redonda del director. Desde ese comienzo atronador en que se nos presentan los seis personajes protagonistas, pasando a la primera escena excesiva y demencial en el que el autobus lleno de chamanes es poseido, o a cualquier gag desmesurado y desternillante una vez en el pueblo maldito, acabando con el empuje del final.

El reparto es excepcional, todos están en buena forma, pero es imposible no destacar a Kim Soo-ro (Vampire Cop Ricky), y es que está desatado, sobreactúa y parece improvisar en cada escena que puede, y no son pocas. El es para mi es el mejor actor cómico surcoreano actual, no solo se sale en los momentos más demenciales, sino como ya ha demostrado en otras películas donde ha cambiado de género, sabe cambiar de registro segun convenga, y muestra una soberbia actuación tambien en los momentos más serios o dramáticos.
El resto del grupo esta formado por Kang Ye-won (Quick) como la periodista, Lee Je-hoon (Bleak Night) como un experto en tecnología para detectar los efectos paranormales, Kwak Do-Won (Nameless gangster) es un chamán rival del personaje de Soo-ro, Kim Yoon-Hye (Heratstrings) un vidente tarotísta, y el joven e inquientante Yang Kyung-mo (Haunters) un niño con el poder de ver visiones del futuro.  

Si en el cine de Shin Jung Won un buen elenco es necesario e imprescindible para dar vida con solvencia y carisma a sus excentricos y estrambóticos protagonistas, otro elemento característico de su cine que vuelve a aparecer, es situar la acción en pueblos perdidos, con lugareños misteriosos y algo ignorantes, al que acuden un grupo de forasteros (o un forastero en Sisily 2 Km). El contraste entre los habitantes del pueblo y los visitantes de la ciudad suele dar un buen puñado de aventuras y situaciones cómicas.


"Ghost Sweepers" es una de esas películas que te alegran una mala tarde, una película para disfrutar y pasarlo a lo grande con un bol de palomitas. Un divertido y gran entretenimiento que se merece (y esperamos) convertirse en saga cinematografica, queremos secuela!

Puntuación 8/10

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - http://elpozodesadako.blogspot.com/ Add to Technorati Favorites Blogs http://www.wikio.es EspaInfo: buscador de España