lunes, 18 de junio de 2012

A ghost of a chance (Once in a blue moon).


La llamada “magia del cine” parece haberse evaporado cási totalmente de la producción cinematográfica, y esa posible inocencia que nos pudiera quedar como seres humanos hace ya bastante que se fue al garete, en casi todas partes. De vez en cuando aparecen islas, o casi mejor dicho planetas remotos en forma de película en los que esa inocencia aún permanece, y que nos transportan a otro tiempo y otra dimensión paralela en la que aun podemos tener un poquito de esperanza en el ser humano. Ese es el espíritu que transmite el director japonés Koki Mitani, que a estas alturas de la película se sigue manteniendo como un discípulo de los grandes de la comedia clásica norteamericana, la de los Capra, La Cava, Leisen y demás directores que en el Hollywood actual seguramente serían directores independientes si es que llegaran a ponerse tras la cámara.

Mitani sin embargo, a pesar de ser completamente ignorado por la crítica occidental, a la que solo le atrae el arte y ensayo asiático si acaso, es uno de los grandes directores para la taquilla local, y no solo llena los cines película tras película, sino que la crítica japonesa siempre le reconoce méritos en sus entregas de premios.
Una auténtica rara avis del cine asiático, un señor que dirige films que parecen sacados de los años 40, con guiones excepcionales llenos de golpes dialécticos que podrían bien venir de los guiones de Wilder y Bracket, y repartos en los que las grandes estrellas japonesas quieren participar aunque sea en pequeños cameos, no tendrá atractivo según el concepto de cine asiático del cinéfilo que se acerca buscando el exotismo, pero os aconsejo que os dejéis llevar y entréis en el maravilloso universo personal de Koki Mitani y su último film : “A ghost of a chance”.




La protagonista es una abogada, sin perspectivas para el futuro, que con el renqueante apoyo de su jefe debe enfrentarse a un difícil caso, el del asesinato de la esposa de un hombre rico.
Este es acusado del asesinato de su mujer, pero él afirma que en el momento del incidente estaba un hotel en la montaña completamente paralizado a causa del fantasma de un guerrero deshonrado, muerto hace más de 400 años, que estaba sentado encima suyo.
A nuestra joven abogada protagonista no se le ocurre otra cosa que creer en la historia de su cliente, y por tanto recurrir a la absurda idea de ir a buscar y llamar como testigo al fantasma.

Mitani hace esta vez una especie de collage cogiendo elementos de tres películas clásicas, curiosamente las tres protagonizadas por James Stewart, dos de ellas mencionadas en el propio film como “Caballero sin espada” y “Que bello es vivir!” de Frank Capra, y una tercera como “El invisible Harvey”, para construir una de sus historias corales, esta vez protagonizada por la extraña pareja formada por la abogada no demasiado afortunada interpretada por una sobresaliente Eri Fukatsu, y el fantasma del samurai al que interpreta un valor seguro como Toshiyuki Nishida. Los dos entran en un tour de force por buscar la manera en que el fantasma pueda testificar en el juicio por asesinato, cruzándose con una retahíla de personajes excéntricos, intentando ganar tiempo ante el inflexible fiscal, mientras que “desde arriba” vendrán a buscar al fantasma.




Una absoluta delicia en todos los sentidos, Mitani vuelve a acertar en un guión sensacional en los que no paran las carcajadas gracias al juego de equívocos y las sorpresas constantes para hacer avanzar la historia, cimentado además en la gran actuación de esa extraña pareja protagonista, y en ese maravilloso grupo de secundarios. Que decir del personaje de Hiroshi Abe, ese jefe diabético que come bombones Godiva a escondidas mientras estudia cierta arte, o del tímido experto en historia al que da vida Tadanobu Asano. Eso sí, para cameo cortíto pero agradecido, el de la bella Kyoko Fukada, o el de Koichi Sato, juraría que interpretando al mismo personaje de “The Magic Hour”, otra joya de Mitani.

El ritmo es seguramente más lento que en la mencionada “The Magic Hour”, esta es menos screwball y más comedia clásica, también quizás más teatral aunque solo sea por pasar gran parte del tiempo en la sala de juicios, pero aún así sus horas veinte se pasan volando y la diversión esta, dejando prejuicios atrás, asegurada.

No es que no haya muchas películas de este tipo: es que solo las hace así Koki Mitani, que celebraba este año pasado su 50 aniversario con este film, y con un especial televisivo ambientado en un hotel -uno de los temas favoritos del director- en el que repetía gran parte del reparto de la película, incluida Eri Fukatsu como protagonista.

Una maravilla más de este director, al que recomiendo encarecidamente acercarse.


9 de 10.

Os enlazo un programa doble que dedicamos hace un tiempo al director, reseñando dos de sus films.

4 comentarios:

Los dos blogs coincidimos con la misma película, que casualidad.

Yo solo puedo mas que unirme a la apasionada reivindicación de este director absolutamente único (y eso que es clásico como pocos) y esos films tan maravillosos que rueda. No me extraña que cuente con esos repartos repletos de estrellitas actorales. Salir en una película suya debe ser un placer y un punto de prestigio profesional para cualquiera.


Pd: Pero por favor que la próxima vez deje que Kyoko Fukada salga un poco mas, porfa

Gracias por el comentario, Uli! como fan de esas comedias de los años 40 que usa como referencia Mitani no puedo dejar de reivindicarlo, y me da mucha rabia que se le ningunee de esa manera en occidente por parte de festivales y demás.
Por desgracia, no creo que Tarantino, que parece el único con derecho a reivindicar autores asiáticos, le vaya a hacer un homenaje en su próxima película.

Maravillosa película ^^

Salir en una película suya debe de ser lo que dice Uli... ¡y un descojone!

Que más puedo decir que no hallais dicho. Es una película que debería ver cualquier amante del cine, independientemente de si le gusta o no el cine japonés. Es CINE con mayúsculas. Una auténtica joya llena de escenas clásicas (SPOILER: no me resisto a no nombrar el baile de claqué de Hiroshi Abe en el tribunal, me quito el sombrero)

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - http://elpozodesadako.blogspot.com/ Add to Technorati Favorites Blogs http://www.wikio.es EspaInfo: buscador de España