jueves, 10 de noviembre de 2011

Sitges 2011: The Raid


El cine Retiro se llenaba para ver la segunda película del galés Gareth Evans, que repetía con Iko Uwais como protagonista tras la magnifica Merantau, seguramente en previsión de lo que se nos venía encima: The Raid es probablemente la única pelicula de todo Sitges 2011 de la que sólo he escuchado elogios. La mejor película de acción del año, porque dudo que en estos meses que quedan aparezca un film capaz de quitarle la corona a la pelicula de este magnífico duo, es una barbaridad de acción non-stop, que sólo necesita 5 minutos para ponernos en situación y comenzar el carrusel de peleas, disparos, apuñalamientos múltiples, patadas voladoras y todo lo que se os ocurra.

Es sorprendente lo poquito que necesita el director para sacarse de la manga una de las sorpresas del año. El argumento es muy simple: un equipo de la policia entra a tomar el bloque de pisos dirigido por un señor del crimen. A partir de aqui hay algunas pequeñas subtramas y giros de guión, pero el planteamiento básico es el que mueve la película, el intento de supervivencia de los policias en el edificio en el que el criminal les tiene preparado un auténtico infierno.


La salsa por supuesto la ponen las magnificas coreografias de Iko Uwais y Yayan Ruhian, en que se aprovecha todo, la propia estructura del edificio desde los muros hasta el poco mobiliario presente, para crear peleas visualmente impactantes y sorprendentes. Tanto en las peleas en las que se enfrentan contra varios enemigos, como en el cuerpo a cuerpo, la viciosidad de los golpes se lleva al máximo, tanto los golpes como los cuchillos hacen el mayor daño posible a una velocidad endiablada, y los tiroteos son espectaculares. En ese sentido esta es una película mucho más oscura, o si queremos realista, que Merantau.


La clave está en la dirección de Evans, que consigue mantenernos pegados a la butaca con los ojos como platos con ese ritmo implacable en que la acción sólo se toma breves respiros con algunos momentos de tensión, para proseguir en el camino ascendente en el edificio. Su trabajo con la cámara es espectacular, creando un envoltorio perfecto para cada escena, siendo especialmente remarcable el hecho de intentar mostrar las trabajadas coreografías de la mejor manera posible sin perder ni un punto de atractivo visual.


Podemos ir apuntando en nuestra agenda el próximo proyecto de Evans y Uwais, la secuela de esta película que de momento lleva el nombre de Berandal. La inusual carrera de este director galés y este ex-mensajero indonesio nos ha traido pura dinamita hecha celuloide.

Demoledora.

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - http://elpozodesadako.blogspot.com/ Add to Technorati Favorites Blogs http://www.wikio.es EspaInfo: buscador de España